Nueva versión sobre choque de artista colombiana apunta a que la querían matar

Por lo menos eso dijeron un testigo del accidente de la cantante Ana del Castillo y la tía de ella, citando a gente que vio lo sucedido y tiene miedo de hablar.

274

Antes del incidente del 20 de febrero en Valledupar, por el que Del Castillo pasó varios días en cuidados intensivos, la intérprete de vallenato estaba en “una fiesta privada” con, entre otros, el reguetonero Juan Mindiola, con quien salió de la reunión en la camioneta en la que se estrellaron.

“Según dicen los amigos de ella, él [ Mindiola] tenía tres días de haberla invitado, se enamoró, no eran novios, ni son novios. [Al terminar la fiesta] él le ofreció llevarla a su casa y no sé exactamente qué pasó en el transcurso del camino, que él tomó la decisión de acabar con la vida de Ana María”, acusó Clarisa Jiménez, tía de la artista, en ‘La red’ (que además subió una escena sobre un presunto cambiazo de conductor tras el choque).

Enseguida, en el programa apareció un residente del barrio La Esperanza donde ocurrió el hecho, que narró parte de lo que vio y relató lo que le contó un vecino, que no se quiso pronunciar frente a la cámara por temor a represalias en su contra, tal como pasó con otros ciudadanos que, dice ‘La red’, no hablaron porque han recibido amenazas.

“Yo vengo allá de esa calle, veo el carro [donde iban los cantantes] que sale corriendo, rápido, por donde viene el señor [señala un punto lejano], y pega el carro allá [hace sonido de choque], y en la misma sigue. Yo salgo corriendo, guardo lo que llevo en las manos y me vengo [al lugar del accidente]. Le pregunto a los vecinos y me dicen: ‘Era un muchacho que iba a matar a una muchacha’”, aseveró Bonnis Velásquez.

Después, el residente recordó lo que habría pasado momentos antes de la colisión y que está relacionado con una denunciada agresión de Mindiola a Del Castillo.

“Cuando el vecino me dice que él ve a la muchacha tirada en el suelo, allí [señala un punto al otro lado del sitio del choque], él dice: ‘Veci, esa muchacha se me parece a la cantante’. Y la ve hasta con el vestido abajo, se le alcanzan a ver los senos, y la ve toda golpeada, y me dice: ‘Veci, hasta el carro le pasó [por encima], en la pierna’”.

Esa última información también le llegó a la tía de la intérprete y quedó consignada en una denuncia que interpuso la mamá de la famosa, Rosa María Jiménez, contra Mindiola por lesiones personales, aunque la abogada de la familia de Del Castillo no descarta que puedan comprobar que el hecho fue una tentativa de homicidio, publicó ‘La red’.

“Primero fueron insultos, después se produjo la agresión y, por último, la arrolló con el vehículo dos veces. ¿Qué sucedió después del ataque? Ella quedó debajo del carro, gritaba, y fue cuando él la cogió y la montó al carro, siguieron forcejeando y es cuando se accidentan. Llega la ambulancia y se la lleva para la clínica Erasmo y en este momento se encuentra en la unidad de cuidados intensivos”, se lee en la denuncia puesta el mismo día de la colisión.

“Dicen las personas que la vieron que él la agredió, que él la arrastró, que la atropelló […]. Dice ella [Del Castillo] que sí, que se lo pasó por la pierna y por la parte del pulmón, que fue lo que más se le afectó a ella”, añadió la tía y reiteró, como en otra entrevista, que las pruebas estarían siendo ocultadas por la familia de Mindiola, “gente pudiente en Valledupar”.

Pero la versión de estas personas no terminó ahí. Luego, ellos se pronunciaron sobre cómo vieron a la cantante tras el incidente.

Por ejemplo, el residente expresó: “Ella estaba mala, nosotros pensamos que esa muchacha no se iba a salvar. Cuando la estaban sacando del carro, en la camilla, yo la vi mala y dije yo: ‘Se puede morir’ […]. El muchacho, el cantante de reguetón Mindiola, no tenía nada, estaba más sano que nunca”.

Y es que, de acuerdo con el dictamen médico que publicó el mencionado programa, Del Castillo presentó traumas múltiples a nivel de cráneo, el tórax, abdomen y la pelvis, también en la pierna y el pie izquierdo, “con quemaduras por fricción múltiples en las extremidades”, y una “contusión pulmonar, un golpe importante a nivel de tórax, que comprometió ambos pulmones”.