Casos de parapolítica relacionados con el cartel de la toga podrían terminar en la JEP

70

La decisión de la Corte Suprema de Justicia que envía a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) el caso del exsenador Musa Besaile podría ser la puerta para que investigaciones por el cartel de la toga pasen a la justicia especial.

La Sala de Primera Instancia de ese tribunal determinó enviar a la JEP el proceso contra el excongresista, luego de analizar que los hechos que se le imputan guardan relación indirecta con el conflicto armado.

Musa Besaile tiene dos procesos en la Corte: uno por parapolítica y el otro por el denominado cartel de la toga. En este último se le sindica de entregar dinero a exmagistrados de la Suprema para dilatar la primera investigación.

Este hecho es considerado por la Sala Especial como una posible maniobra para encubrir las presuntas relaciones con los paramilitares que fueron actores del conflicto.

“La relación con el conflicto armado en este caso podría derivarse del móvil que determinó la intención del solicitante para tratar de encubrir con un manto de impunidad las alianzas delictivas celebradas entre políticos, empresarios y paramilitares del departamento del Atlántico. Ello, en principio, evidenciaría una eventual o probable conexidad consecuencial entre los delitos de concierto para delinquir y cohecho”, indica el fallo.

Aunque el caso del cartel de la toga se refiere a hechos de corrupción, la Corte explica que las conductas relacionadas con este fenómeno no necesariamente se encuentran desligadas del conflicto armado.

El proceso del exsenador Musa Besaile será analizado por la JEP para determinar si los hechos imputados realmente guardan alguna relación con el conflicto armado de Colombia.